Tipos de células

Todos los seres vivos sin excepción estamos formados por estas minúsculas unidades, imperceptibles para el ojo humano y sólo visibles a través de microscopios.

Pero…

¿Qué son las células?

Las células son las unidades anatómicas más pequeñas que existen y tienen dos funciones principales: la función de autoconservación y la función de autoreproducción. Por este motivo las celulas son la mínima expresión de vida de todos ser vivo.

Como decimos, todos los seres vivos están compuestos por células. Los seres vivos más simples están compuestos por una célula individual y se conocen como organismos unicelulares. Los seres vivos compuestos por más de una célula se conocen como organismos pluricelulares.

Las células dotan de una estructura para el cuerpo y tienen diversas funciones, como por ejemplo, pueden recoger los nutrientes de los alimentos y transformarlos en energía. Dependiendo del tipo de célula, realizará unas funciones especializadas u otras.

Las partes principales de la célula

Las células están compuestas por muchas partes, cada una con una funcionalidad específica. Estas son las partes más importantes:

  • Membrana plasmática: La membrana plasmática o celular es una delgada membrana que cubre la célula, sirviendo como protección pero con la ventaja de dejar pasar algunas sustancias.
  • El citoplasma: El citoplasma tiene 3 funciones principales, la primera función es la nutritiva, pues descompone y desintegra todas las sustancias que se incorporan para transformarlas en energía. La segunda función es la de almacenamiento, ya que se encarga de almacenar las sustancias de reserva. Y, por último, cumple una función estructural, pues le otorga soporte , dando forma y movimiento a la célula. Es en el citoplasma donde se encuentran dispersos los llamados orgánulos.
  • El núcleo: Es la parte en la que se almacenan las instrucciones para controlar las funciones de la célula y donde se almacena, también, el material genético hereditario. Es la parte donde se encuentran los cromosomas.

Tipos de células

Las células se pueden organizar en dos grandes grupos o tipos, que difieren en función de su estructura:

Células procariotas

Son aquellas que no poseen un núcleo celular delimitado o cubierto por una membrana, por lo que el material genético se encuentra esparcido o disgregado en el citoplasma, unido en la zona conocida como nucleoide. Prácticamente todos los organismos formados por células procariotas son unicelulares. Por este motivo, los organismos procariontes, son los organismos más simples de los que se tiene constancia.

Los organismos procariotas son todos los que se encuentran dentro del imperio Prokaryota o dentro del reino Monera. El reino Monera es el grupo de organismos microscópicos que habitan en todos los lugares, que son unicelulares y que no tienen un núcleo definido.

En este grupo de células procariotas se englobarían seres vivos tales como las bacterias.

Células eucariotas

Son las que poseen un núcleo celular cubierto por una membrana. Estas células forman parte de los organismos pluricelulares como, por ejemplo, los seres humanos. En el citoplasma de las células eucariotas hay una gran variedad de orgánulos, que son los que determinan las funciones de la célula.

Las células eucariotas, a su vez, pueden dividirse en células eucariotas vegetales y células eucariotas animales.

Células eucariotas vegetales: estas células eucariotas están compuestas por una rígida pared celular compuesta de celulosa que envuelve a la célula y le da la consistencia característica de los vegetales. Aunque lo más importante de estas células es que contienen unos orgánulos especiales conocidos como cloroplastos, que es donde se encuentra la sustancia conocida como clorofila.

Células eucariotas animales: Como características principales podemos señalar que, este tipo de células, no tienen una pared celular exterior (es decir, una pared que rodee la célula) y que, a diferencia de las células vegetales, son heterótrofas, es decir, no pueden sintetizar su propio alimento y, es por este motivo, por el que necesitan de nutrientes proporcionados por otros seres vivos para poder alimentarse.

Al no poder sintetizar alimentos por sí mismas, cuentan con los lisosomas funcionales para la digestión tanto intracelular como extracelular (endocitosis y exocitosis).

Tipos de células en función de los 5 reinos animales

Veamos de forma esquemática como se organizan las células en función del reino animal al que pertenecen:

Reino Plantae o Reino vegetal: Todas las especies que se encasillan dentro del reino vegetal están compuestas por células eucariotas vegetales y las especies que se encuadran dentro de este reino son pluricelulares.

Reino Animalia o Reino animal: En el reino animal todos los seres vivos poseen células eucariotas animales y son organismos pluricelulares. 

Reino Fungi o Reino de los hongos: En el reino de los hongos todas las células son eucariotas vegetales y los organismos son puricelulares

Reino Mónera: En el reino monera se encuentran, por ejemplo, organismos como las bacterias. Son células procariotas y organismos unicelulares.

Reino Protista: En el reino protista las células son procariotas y los organismos pueden ser unicelulares o pluricelulares.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: