Tipos de ecosistemas

Los ecosistemas son un grupo de seres vivos (o biocenosis), que habitan en un lugar físico común en el que se relacionan, a lo que se conoce como biotopo y las relaciones que se establecen entre ellos.

Es decir, podemos considerar un ecosistema como la suma de los animales que habitan una determinada zona geográfica más la zona geográfica en cuestión.

Existen tres ecosistemas principales, como veremos a continuación

Clasificación de ecosistemas

Ecosistema terrestre

Es el ecosistema que se desarrolla en la superficie terrestre conocida como Biosfera, es decir, el ecosistema que se desarrolla en el suelo o en el subsuelo. Dependen de varios factores, como por ejemplo:

  • la humedad
  • la temperatura
  • la altitud
  • la latitud

Es decir, cuanta más humedad y temperatura y menos altitud y latitud, los ecosistemas serán más variados, heterogéneos, exhuberantes y ricos que aquellos que tengan poca humedad y temperatura y se encuentren a gran altitud.

Por lo general, los ecosistemas acuáticos y, en gran medida, los seres vivos que los componen son más variados y contienen una mayor riqueza biológica que los ecosistemas acuáticos por la mayor incedencia de calor proveniente del sol, por la mayor facilidad para encontrar alimentación o por una mayor cantidad de luz que en medios acuáticos.

Tipos de ecosistemas terrestres

A continuación desglosaremos los tipos de ecosistemas terrestres más comunes:

  • Bosques: Los bosques son el ecosistema principal de la biosféra y, a su vez, hay muchos tipos de ecosistemas conformados por bosques, como por ejemplo el bosque seco o el bosque de coníferas
  • Matorrales: Son todos aquellos ecosistemas que están formados por abustos de pequeño tamaño o matorrales
  • Herbazal: Los herbazales están formados por hierbas y suelen encontrarse en climas de condiciones semiáridas. Algunos tipos de herbazales pueden ser las praderas o, incluso, las conocidas sabanas.
  • Ecosistemas artificiales: Los ecosistemas artificiales son todos aquellos creados sin intervención de la naturaleza o con intervención del ser humano. Los ejemplos más comunes de ecosistemas artificiales podrían ser las ciudades o los campos diseñados para el cultivo.
  • Desierto: Son biomas donde no hay apenas precipitaciones y suelen encontrarse en climas tropicales.
  • Tundra: La tundra la forma vegetación pequeña como musgos y líquenes y se caracteriza porque su superficie (o subsuelo) está congelada.

Ecosistemas acuáticos

Los ecosistemas acuáticos son aquellos formados por los océanos, lagos, ríos, pantanos y en definitiva por las aguas continentales, ya sean dulces o saladas y los animales que habitan en ellos. Los animales que habitan en los ecosistemas acuáticos se han adaptado al agua y como consecuencia principal comparten características comunes como, por ejemplo, la respiración branquial.

El ecosistema acuático es el más común del planeta tierra, pues ésta está conformada en un 75 por ciento de agua, ya sea dulce o salada.

Clasificación de ecosistemas acuáticos

  • Ecosistemas marinos: Son todos los ecosistemas formados por mares y océanos y pueden ser a su vez de dos tipos
    • Ecosistemas marinos fóticos: Son todos los ecosistemas marinos en los que no hay apenas profundidad y entra la suficiente luz como para que un organismo pueda realizar la fotosíntesis. Lo que sucede cuando no hay más de doscientos metros de profundidad. Algunos tipos de ecosistemas fóticos pueden ser las playas y costas, los arrecifes de coral o las desembocaduras del río.
    • Ecosistemas marinos afóticos: Al contrario que en el caso anterior, los ecosistemas marinos afóticos son aquellos en los que la luz solar no llega de forma suficiente como para que un organismo pueda realizar la fotosíntesis.
  • Ecosistemas de agua dulce: Los ecosistemas de agua dulce son todos los formados por ríos, lagos, manantiales y, en general, cualquier masa de agua dulce y los animales que habitan en ellos.

Ecosistemas aéreos

Los ecosistemas aéreos se puede considerar como un ecosistema temporal, pues ningún ser vivo puede vivir de forma permanente en el aire. Las aves son los principales seres vivos que habitan los ecosistemas aéreos, aunque también hay una gran cantidad de insectos que se podrían incluir en este tipo de ecosistemas.

Sin embargo, como todas las aves o insectos deben descansar, reproducirse o alimentarse (es decir, realizar las funciones más importantes) en tierra, se suele considerar el ecosistema aéreo como una parte del ecosistema terrestre.

Si quieres saber más sobre ecosistemas, aquí te dejamos un resumen:

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: