Tipos de sangre

Se realizan aproximadamente dos millones de donaciones de sangre al año en España y cada día siguen viviendo 80 personas gracias a transfusiones de sangre (también en España).

Las donaciones son uno de los procesos habituales más comunes y más importantes. Sin embargo, el procedimiento de una transfusión de sangre no se limita a sacar sangre a una persona para ayudar a otra. En el proceso, se analiza la sangre y se le realizan decenas de pruebas para comprobar el tipo de sangre y que realmente no puede contagiar enfermedades.

¿Qué tipos de sangre existen?

Pese a que a primera vista la sangre de diferentes personas no presenta diferencias apreciables, sí las hay. Pese a que todos los tipos de sangre contienen los mismos elementos básicos, como son: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas y el plasma, hay otros elementos que varían según el tipo de sangre.

Dependiendo, pues, de tu grupo sanguíneo variarán los marcadores (también conocidos como antígenos) de los glóbulos rojos. Estos marcadores son azúcares y proteínas que utiliza nuestro organismo para reconocer a los glóbulos rojos como propios.

Son estos marcadores los que hacen que una transfusión sea compatible o no, puesto que pese a su microscópico tamaño, pueden hacer que el organismo acabe rechazando una transfusión.

Existen ocho tipos de sangre u ocho grupos sanguíneos, sin embargo, hay cuatro grupos sanguíneos principales, que son:

Los cuatro grupos de sangre principales

Los cuatro tipos de sangre principales se diferencian por sus antígenos (o marcadores):

  1. Tipo A: la sangre del tipo A tiene un marcador conocido como “A”
  2. Tipo B: la sangre del tipo B tiene un marcador que se conoce como “B”
  3. Tipo AB: la sangre del tipo AB tiene marcadores tanto del tipo A, como del tipo B.
  4. Tipo 0: La sangre del tipo 0 es la que no tiene marcadores ni del tipo A, ni del tipo B.

Pero además de estos cuatro grupos sanguíneos, existen otros cuatro grupos sanguíneos que se distinguen de los anteriores por un marcador diferente.

El marcador Rh y los ocho tipos de sangre


El marcador rh es diferente a los anteriores y puede aparecer en cualquier grupo sanguíneo. Si una persona tiene el marcador rh en sangre, se considera de grupo sanguíneo “positivo”, mientras que si carece de este marcador su tipo sanguíneo será negativo. Por este motivo, se considera que existen 8 tipos de sangre:

  1. Tipo A positivo: Contiene, además del marcador A, el factor Rh. Junto con el tipo de sangre 0 positivo, es el tipo de sangre más común.
  2. Tipo A negativo: El tipo A negativo sólo contiene el marcador A.
  3. Tipo B positivo: Es el tipo de sangre que contiene el antígeno o marcador B pero, además, también contiene el marcador Rh
  4. Tipo B negativo: Es el grupo sanguíneo que contiene el marcador B, pero carece del factor Rh y del factor A.
  5. Tipo AB positivo: El tipo AB positivo es el que tiene marcadores A y B y también el factor Rh
  6. Tipo AB negativo: El tipo AB negativo tiene los marcadores A y B pero no tiene el factor Rh.
  7. Tipo 0 positivo: No contiene marcadores A ni B, pero sí contiene el factor Rh. Junto con el tipo de sangre A positivo, es el grupo sanguíneo más común.
  8. Tipo 0 negativo: No contiene ni marcadores A o B, ni tampoco el antígeno Rh.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: