Tipos de seguros

Mientras se estudian los tipos de seguro y las definiciones es necesario conocer la intención real detrás de tomar una póliza de seguro. Puede haber varios tipos de seguro y las definiciones pueden variar dependiendo de esos tipos.

¿Qué es un seguro?

El seguro no es nada más que la promesa de obtener dinero cuando sea necesario. Nadie puede adivinar el futuro e incluso nadie sabe qué tipos de pérdidas pueden aparecer repentinamente en el futuro cercano. En tales situaciones críticas, el seguro actúa como la mano amiga que paga toda o parte de la cantidad de dinero requerida.

¿Qué tipos de seguros existen?

Seguros personales

Los seguros personales son todos aquellos que cubren accidentes, percances o perjuicios ocurridos a una persona de forma directa, como por ejemplo el fallecimiento, accidentes, cambios en la salud e incluso la estabilidad psicológica.

Estos son los tipos de seguros personales más comunes

Seguro de vida o seguros de riesgo

El seguro de vida se relaciona directamente con el fallecimiento. Estas pólizas de seguro tienen la siguiente particularidad: si una vez que se cumple la fecha en la que finaliza el contrato, la persona sigue viva, la compañía aseguradora no deberá realizar un pago ni al asegurado ni a los beneficiarios.

Sólo en el caso de que la persona efectivamente muera antes de la fecha de finalización del contrato los beneficiarios recibirían una contraprestación económica.

Aunque vamos a aclarar algunos conceptos relativos a los seguros

  • Asegurado: Es la persona de la que depende el seguro. Es decir la persona a la que se “asegura” la vida.
  • Tomador: Es quien realiza el pago del seguro y suele coincidir con el asegurado (aunque no siempre es así)
  • Beneficiarios: son las personas que recibirán el pago en el caso de que la persona asegurada falleza
Seguros de ahorro o de supervivencia

Al contrario que en el caso anterior, en los seguros de ahorro o supervivencia, se pagará a los beneficiarios (que a veces coincidirá con el propio asegurado) la contraprestación económica pactada en el seguro si el asegurado sobrevive. Hay varios tipos de seguros de ahorro y son muy parecidos a un plan de pensiones.

Algunos de los seguros de ahorro más comunes son:

-Planes de previsión asegurados o ppa

Los planes de previsión asegurados o por sus siglas también conocidos como PPA, tienen como objetivo acumular cierta cantidad de dinero que se pagará al beneficiario cuando se cumpla la eventualidad cubierta en el seguro. Esta eventualidad puede ser el fallecimiento, la jubilación, la dependencia e inclusive la incapacidad laboral de tipo permanente.

En estos planes de previsión se garantiza el tipo de interés, es decir, no se pierde el capital que se ha invertido y por lo tanto se consideran muy similares a los planes de pensiones. Son el seguro ideal para personas conservadoras o que no quieran arriesgar su capital.

-Seguros “Unit linked”

Los seguros unit linked son seguros en los que el tomador asume el todo el riesgo, puesto que el tomador suele escoger donde invertir, asumiendo el riesgo con sus propias primas.

-Planes de ahorro sistemático

Son seguros de ahorro a largo plazo, sin embargo se diferencian de los PPA vistos anteriormente en que, en este caso, no hace falta que se cumpla una eventualidad, ya sea ésta jubilación, fallecimiento ni dependencia.

En este caso el tomador (que en este caso suele coincidir con el beneficiario) puede cobrar cuando quiera, aunque debe pasar un tiempo mínimo fijado en el contrato de seguro.

-Seguros mixtos

El seguro mixto es el que cubre o garantiza el pago del capital al beneficiario en caso de fallecimiento de la persona asegurada, pero también en el caso de que la persona siga viviendo cuando finalice el contrato. Es por este motivo por el que se conocen como seguros mixtos, porque combinan las coberturas de los seguros de vida y de los seguros de supervivencia.

Seguros de accidentes

Tienen por objeto la cobertura de accidentes que causen el fallecimiento, incapacidad o lesiones de las personas y el beneficiario recibirá prestación en el caso de que sucedan los accidentes cubiertos por el seguro.

¿Qué accidentes cubre este seguro?

  • Accidentes tales como la asfixia, ya se de esta por inhalación de vapores o por ahogamiento u otras causas.
  • Curiosamente, también suelen cubrir las infecciones que se producen a causa de un accidente que esté cubierto por la poliza.
  • Los accidentes médicos o derivados de operaciones quirúrgicas.
  • Los accidentes que se produzcan como consecuencia de la conocida legítima defensa.

¿Qué coberturas de accidentes se suelen contratar?

  • Fallecimiento accidental
  • Invalidez permanente y total, como puede ser la ceguera, la enajenación mental o la parálisis.
Seguro de salud o enfermedad

Este seguro es considerado como uno de los tipos más comunes de seguro. Y suele proporcionar al tomador y a su familia cobertura y asistencia sanitaria en los casos de enfermedades o problemas de salud. A veces también suponen una contraprestación de carácter económico en caso de enfermedad.

Seguros de dependencia

Son pólizas que se están contratando con mayor asiduidad, pues la esperanza de vida aumenta con el paso de los años y, en consecuencia, también el número de personas dependientes. Se considera persona dependiente aquella que no puede valerse por sí misma.

El objetivo de este tipo de seguros es garantizar una contraprestación cuando el asegurado se encuentre en una situación de dependencia. Esta contraprestación podrá ser económica o también asistencial.

Seguros patrimoniales

Los seguros patrimoniales son aquellos que pretenden asegurar el patrimonio de una persona, ante cualquier tipo de siniestro, accidente o catástrofe.

Hay dos tipos de seguros patrimoniales principales, los seguros de cosas y los seguros de responsabilidad.

  • Los seguros de cosas cubren los daños o pérdidas directas del patrimonio como consecuencia de un siniestro.
  • Los seguros de responsabilidad tienen por objeto cubrir la responsabilidad civil en la que los profesionales o particulares puedan incurrir.

Seguros de responsabilidad civil

El seguro cubre el daño que el asegurado haya podido ocasionar a un tercero, como consecuencia de su vida privada o de su vida laboral. El daño puede ser patrimonial, material e incluso corporal. Entonces, ¿qué tipo de daños cubre el seguro?

  • Cubre los daños ocasionados a terceros por parte del asegurado, como causa de su vida personal o profesional.
  • Cubrir costas judiciales o fianzas que se exigen al asegurado, siempre que estas costas o fianzas hayan sido contratadas en el seguro.
  • Daños que sean por consecuencia de fuego, explosión e inundación y hayan sido ocasionados a terceros.
  • Por acciones u omisiones del servicio doméstico.
  • A la persona responsable de la familia y las personas de las que debe responder jurídicamente.

Pero ¿qué excluyen normalmente estos seguros?

  • Suelen excluir apuestas o competiciones
  • Daños a bienes de terceras personas pero que esté poseyendo el asegurado
  • Multas, o sanciones ocasionadas por el impago de las multas.

Seguros de incendios

Los seguros de incendios son todos los seguros que cubren bienes materiales o parte de los mismos en casos de incendio. Es decir, la póliza cubrirá los bienes que se hayan asegurado, como por ejemplo la casa, un coche o, incluso, las piezas del mismo.

Seguro de coche o de automóvil

Es el seguro en el que se perciben prestaciones económicas cuando en los accidentes se producen daños materiales al vehículo o daños corporales a los asegurados. Es decir, se cubren los daños que se generan tanto en el coche propio como en el del tercero.

Es un seguro de carácter obligatorio, es decir, en España es completamente obligatorio tener un seguro de automóvil si eres el titular de un vehículo.

El principal objetivo de este tipo de seguros es cubrir los daños que se produzcan a terceros y no solo al coche, sino también a las personas. Por lo tanto, se puede decir que es un seguro de responsabilidad civil del automóvil, dado protege los daños producidos a terceros.

Otros tipos de seguros patrimoniales

Hay muchos otros tipos de seguros patrimoniales, que listamos a continuación:

  • Seguros agrarios: protegen o cubren los daños que puedan ser generados a explotaciones agrícolas, forestales y ganaderas por accidentes, catástrofes o siniestros que estén incluidos en la póliza, como pueden ser la gota fría (una gran lluvia), granizo o incendios.
  • Seguros de pérdidas pecuniarias variadas o diversas: Son los seguros que cubren la pérdida de capital producida ante un incidente o siniestro, como por ejemplo tener que parar la producción de una fábrica por una avería. En este caso se indemnizaría al asegurado por la pérdida de capital que ha ocasionado dicho parón en la producción.
  • Seguros de robo: La compañía cubre la desaparición, destrucción, modificación y deterioro de los objetos a causa de un robo o intento de robo.
  • Otros seguros: existen una gran variedad de seguros de este tipo, como seguros de transporte, seguros multirriesgo o seguros de ingeniería.

Seguros de prestación de servicios

Son aquellos en los que el asegurador debe prestar un servicio a la persona asegurada. Los tipos de seguros de prestación de servicios son los siguientes:

  • Seguro de defensa jurídica: En este tipo de seguros, el asegurador protege al asegurado en los juicios o litigios que pueda tener o los gastos que puedan derivarse del mismo.
  • Seguro de decesos: El seguro de decesos cubre el servicio fúnebre, es decir, cubren todos los gastos del sepelio del asegurado que ha fallecido, o aquellos gastos incluidos en la póliza.
  • Seguro de asistencia en carretera: Se busca cubrir todos los incidentes que puedan tener las personas que realizan un viaje.

Estos son todos los tipos de seguros existentes, aquí un repaso:

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: